• Cada día son más las personas que valoran, a la hora de elegir un trabajo, la flexibilidad horaria y la capacidad de gestionar su tiempo. A su vez, aumenta el número de organizaciones que integran en su estrategia empresarial políticas de racionalización de horarios.

  • Desde ARHOE reclaman la necesidad de que el Gobierno otorgue beneficios fiscales para aquellas empresas que se comprometan, actúen y acrediten la realidad de la implantación de medidas de conciliación y racionalización de horarios.

  • ARHOE recuerda que las bases del acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos contemplan un pacto social y político que incluirá una ley de usos del tiempo y de racionalización de los horarios.

Madrid, 23 de enero de 2020. «Es la hora del cambio e impulso por parte de todos para conseguir un modelo socioeconómico productivo y sostenible», según manifiestan desde ARHOE-Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles.

En palabras de su presidente, José Luis Casero, «cada día son más las personas que valoran, a la hora de elegir un trabajo, la flexibilidad horaria y, por lo tanto, la capacidad de gestionar su tiempo. Además, las empresas que ponen en práctica políticas de conciliación de la vida laboral y personal logran un mayor compromiso de quienes trabajan en ellas y sus resultados son mucho mejores».

«Juan recibió una llamada de la guardería de su hijo. Este se encontraba mal y pudo salir de inmediato del trabajo para recogerle y llevarle a urgencias. Hoy Daniel trabaja en casa, uno de los dos días que por semana ha acordado la empresa; con las dos horas que ahorrará en la ida y vuelta a la oficina, se encargará de hacer algo de compra y preparar la comida. Esta quincena Sonia tiene la guardia y custodia de su hija Vanessa, podrá llevarla al colegio, pues tiene horario flexible de entrada y salida. Julián se ha apuntado al gimnasio, pues gracias a haber reducido en el trabajo el tiempo dedicado a la comida puede salir antes y practicar una de sus aficiones favoritas. Alejandra, madre de Esther, es ya mayor y además le han diagnosticado alzhéimer. La empresa le ha facilitado la elección de turno, de ese modo podrá llegar a casa a cuidarla, antes de que se vaya la ayuda que tiene contratada».

«Todas estas personas reales no trabajan menos, sino que trabajan mejor. Y trabajan mejor porque pueden dedicar tiempo a esas otras cosas que también les gusta hacer, o que necesitan imperiosamente realizar», asevera el presidente de ARHOE.

En este contexto, ARHOE puso en marcha el Sello Horarios Racionales (SHR), una norma, auditada por TÜV Rheinland, que se integra en las certificaciones situadas en el ámbito de la responsabilidad social y la sostenibilidad. Esta certificación es una potente herramienta para gestionar y obtener estos resultados.

«No olvidemos —señala Casero— que el objetivo del Sello Horarios Racionales es promover el bienestar y el desarrollo pleno de las personas que forman parte de la organización y, en general, la mejora de la calidad de vida de estas en la sociedad, a través de la implantación de un sistema de gestión y la adopción de medidas de racionalización de los horarios, del tiempo y de los espacios como elementos precisos para la consecución de objetivos como son la mejora de la productividad, la competitividad y la conciliación de la vida personal y laboral». «Algunas de las empresas que han obtenido el SHR, como Reale Seguros o Edwards Lifesciences, son magníficos referentes en la adopción de este tipo de medidas», subraya el presidente de ARHOE.

Por otra parte, desde la entidad informan que con la promulgación de la Ley 11/2018, de 28 de diciembre de Información No Financiera y Diversidad, existe la obligación de las empresas de más de 500 empleados/as, y a partir de 2021 a las de más de 250, a publicar información relativa a su gestión social, medioambiental y de buen gobierno. El nuevo marco regulatorio exige a las empresas poner el foco sobre cuestiones sociales y relativas al personal, como así lo hace la Norma Sello Horarios Racionales (SHR).

Igualmente, la Norma SHR comparte los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pues, al igual que estos, busca garantizar que todas las personas prosperen. Su acción está alineada con el ODS5 (Igualdad de Género) y el ODS8 (Trabajo Decente y Crecimiento Económico).

Una oportunidad para las empresas que, mediante la implantación de estas políticas, está promoviendo en su entorno un cambio positivo, contribuyendo a la generación de un mayor compromiso, a la mejora del clima laboral, a la atracción y fidelización del talento, a reducir el absentismo, la rotación y el presentismo; en definitiva, a ser más competitiva y sostenible.

Finalmente, desde ARHOE reclaman la necesidad de que el Gobierno contemple beneficios fiscales para aquellas empresas que se comprometan, actúen y acrediten la realidad de la implantación de estas medidas.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *