En la última reunión del Grupo de Trabajo de Conciliación, Igualdad y Corresponsabilidad, que se celebró en formato online el pasado 26 de junio, se abordó una cuestión que trae de cabeza a muchas familias en nuestro país ante la incierta vuelta al cole: “Conciliar con niños en casa: cómo será en septiembre”.

En la sesión se hizo balance del final de curso sin colegio y se analizaron las principales dificultades para conciliar el teletrabajo y las tareas escolares, así como la convivencia con los niños/as en esta etapa tan compleja que estamos viviendo. Entre las principales conclusiones que se extrajeron, cabe destacar:

El confinamiento ha sido un período de mucha incertidumbre y complicada conciliación, sobre todo para las mujeres, pero también ha abierto nuevas formas de trabajar y nos ha aportado algo más de calma, empatía y de pasar tiempo con la familia.

Ante la pregunta ¿qué es lo que más te ha costado en esta etapa?, las respuestas, por este orden, fueron: la falta de límites en el horario (4,9), la carga mental (4,2), las labores domésticas (3,8), las interrupciones continuas (3,7), la falta de espacio adecuado (3,2) y la falta de dispositivos suficientes (2,6).

Por otra parte, pasar más tiempo juntos (7,1), jugar y hacer cosas distintas (6,4), reducir las prisas y las rutinas anteriores (6) y conocer mejor lo que hacen en el colegio (4,5) fueron las respuestas más votadas en relación con los aspectos positivos de esta situación.

En cuanto a las posibilidades de cara al futuro, la medida estrella para conciliar vida personal, familiar y laboral es el horario flexible, seguido por el teletrabajo parcial y las ayudas para compensar las reducciones/excedencias. Otras propuestas con menor demanda que las anteriores fueron el incremento de la edad a 16 años para guarda legal, red de cuidadores exprés y el teletrabajo por imperativo legal en circunstancias concretas.

Se ha constatado también que las mujeres se han llevado la peor parte durante el confinamiento y hay muchas posibilidades de que salgan también peor paradas con las medidas de «conciliación» que se adopten, como el teletrabajo, que por sí solo podría invisibilizar a las mujeres. Además del riesgo del abandono laboral y/o reducción de jornadas por parte de ellas, debido a la dificultad para conciliar cuando se vuelva al colegio y sin poder contar con la “tabla de salvación” que suponen los abuelos.

Respecto al próximo curso escolar, ante la perspectiva de un posible rebrote, se plantea la necesidad de que las Administraciones preparen un contenido online apto (o por otros medios como la televisión o la radio, pero no presencial), además de replicar las mejores prácticas de colegios y profesores. Todo ello sin descartar una mayor inversión en instalaciones y profesorado.

Cuando la coordinadora del Grupo de Trabajo, Sandra Martínez Plaza, preguntó a las personas que asistieron a la reunión cuáles habían sido sus sentimientos al intentar compaginar vida personal, familiar y laboral durante el confinamiento, el resultado fue el que se muestra en la siguiente imagen:

Sentimientos, como se puede observar, muy dispares e incluso contradictorios, pero sobre todo muy reales.

¿Y tú? ¿Cómo te has sentido y te sientes ante la situación tan complicada que hemos vivido y que aún seguimos viviendo en esta “nueva normalidad”?

¿Crees que el confinamiento ha ayudado en algunos casos a avanzar en corresponsabilidad? Y si es así, ¿piensas que se consolidará cuando todo vuelva a la normalidad o seguirán siendo las mujeres, mayoritariamente, las que soporten el peso en las tareas de cuidados y domésticas?

Ante la incierta vuelta al cole en septiembre, ¿cuáles son tus principales preocupaciones y qué medidas consideras que podrían contribuir a mejorar la conciliación de las familias?

Puedes dejarnos tus respuestas en los comentarios. ¡Gracias!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *